Loading...

jueves, 31 de enero de 2013

Los Mambos De Mamba



No es más que un grito ahogado,se dijo así misma. Ella que todo lo creía entender.
-Era el grito ahogado de la desesperanza.-
¿ Y qué peor que entender nuestra propia desesperanza? viendo al otro impenetrable, sintiéndose uno impotente.
Otra vez empieza en la rueda irremediable al ritual de los Locos. 
De esos locos, que no les queda otra alternativa, que no pueden más con ellos mismos,solo les resta aullar. Aullar por esos sentimientos que no hallan destino,que se cristalizan, que nos traspasan y nos queman, aullar, para romper con esas cadenas,que los atan a la resignación.
No alcanzan las palabras de aliento cuando se cree que todo esta perdido
por más abiertos que estén los ojos, no podremos nunca mirar más lejos
y este espejo no refleja, la imagen del sin sentido.
Que quede claro, los locos no gritan por pura pasión,no. Si les quedó doliendo la garganta por reprimidos,ante el resto que parece no entender de dolores ilusos.
Son locos porque justamente saben su propia contradicción, por una justa causa han decidido tropezarse
la inocencia detrás de toda valentía, es materia de incoherencias, es la perfección de su locura.
Pero ¿quién nos puede decir lo que es, lo justo y lo correcto...
si sus relojes bombean sangre,si nos hacen caminar los deseos?
Como hubiera ella querido entregarse a ese aullido funesto
y descargar como un enjambre ese veneno que llevaba dentro,
para poder así librarse, sacarse de encima la angustia del desacierto.
Si de insensatos callan nomas los cuerdos.
El loco sabio perdona, el loco tonto se olvida
y a quien el recuerdo persiga quedará como loco malo
aullando cuan triste fue su suerte mezquina.
Así ella entendió el ciclo del tonto, el ciclo del sabio
que al final estaban todos locos
y que a quien lo domine el silencio
tiene para siempre la causa perdida.
También entendió, que a veces consuela gritar el lamento
cuando la vida parece no dar una alegría
que si la razón nos devuelve el sentido
aún sabiendo que se viene el tropiezo
el callarse es la mayor cobardía.
------------------------------------------------------------------------Nato.M



No hay comentarios:

Publicar un comentario