Loading...

martes, 14 de febrero de 2012

Libres y ácidas alas



Vuelve a mi, de cada gota
una lluvia ácida en mi,
encuentra
la incierta sensación de tener
un par de alas desplegadas,
rebeldes hacia su inevitable emancipación
cansadas de dormir, en cajitas de cartón
se abren en mi, desde el interior
como el sexo de una flor impaciente,
aguardando el ocaso,
aguantando hasta el último momento
la caída libre,despojados de un tiempo
limitante.
Como el río de un orgasmo...fluye a su cause vivo
como lava de un volcán en erupción...mi naturaleza se contrae
caliente
arrasando con la realidad de mi mente
vuelvo a ser el pájaro que amanece
libre de tus jaulas.
Esa sensación de libertad
no tiene alas para ser cortadas
volar con la convicción,
de abrir puertas constantemente,
como si mi alma fuera el cielo
infinito e insondable de los recuerdos púrpuras
el pájaro vive en mi
siempre vuelve a su nido.
Despójame con tu paseo, las culpas de otros
reencarnadas, depurando así las miserias de uno mismo.
Guíame en el camino del viajero
que los límites de este cielo
desconocen las aduanas.
Regálame con esas plumas
el sentido
para dejarme caer en picada
cuando entienda que la vida finaliza su ciclo
y entienda que morir no ha sido en vano
si volando aprendí a vivir
volviendo a ser yo,
esta insobornable fiera,
nunca domada.

                                                                          nato.m


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada